Desde la cárcel de Belmarsh en Gran Bretaña, el creador de Wikileaks, en una carta manucrista, advierte lo que sucede con una causa en la cual no puede ejercer su legítima defensa debido a que encarcelado no tiene acceso a ninguna fuente o medio de comunicación, más que un papel y una lapicera para advertir al mundo que su vida está en riesgo.

La defensa de Assange anticipó que el gobierno de Donald Trump, busca aplicar la pena de muerte, pues la sumatoria 17 cargos criminales, supera los 170 años de cárcel.

Estoy indefenso y cuento con usted y con otras personas de buen carácter para que salven mi vida, indicó Assange, lamentando que los días en los que podía organizar su defensa quedaron atrás. “Todos los demás deben tomar mi lugar” escribió.

La carta fue escrita el pasado 13 de mayo de 2019 y los asesores letrados de Assange confirmaron que el gobierno norteamericano lo acusa por supuesta conspiración y espionaje, colaboración en el caso de Chelsea Manning y consecuentemente por revelar información vinculada con operaciones a cargo del Pentágono en el año 2010. En rigor de la verdad, las editoriales de Julian Assange publicadas en Wikileaks son el principal motivo, para EEUU y su avance en el pedido de extradición judicial, a quien permanece preso en Londres.

Jennifer Robinson, la abogada de Assange, en una conferencia de prensa, aclaró que el precedente judicial con el proceso en contra de su defendido, es peligroso pues supone que cualquier periodista en el mundo, puede ser condenado por EEUU al publicar información verídica sobre ese país.

Por su parte, Kristinn HRAFNSSON, editor en jefe de Wikileaks señaló como un día negro para el periodismo, la jornada del 14 de mayo cuando se conocieron los cargos desde los tribunales de justicia norteamericanos, en contra de Julian Assange y por ello, además dijo: “no queremos que esto continúe” A la vez que exigió al gobierno británico la completa garantía para que un periodista no sea nunca extraditado a EEUU por sus actividades editoriales. Esto tiene que ver con publicaciones realizadas hace 9 años, publicación de documentos y videos de asesinatos de civiles inocentes, revelaciones de crímenes de guerra. Esto es periodismo, esto se llama “conspiración” para cometer periodismo. Esto debe terminar y les pedimos a todos que apoyen a Julian Assange” concluyó.

Robinson explicó a la prensa los pasos a seguir en esta defensa:” Vamos a impugnar y luchar contra su extradición. Hemos pedido que ahora reciba tratamiento médico. Se le ha negado el acceso a tratamiento médico durante los últimos siete años y medio… siete años, desde ingresó a la embajada. Vamos a luchar contra su extradición, y será llevado de nuevo ante un tribunal en el próximo mes”

Una carta desde la cárcel

Assange al respecto de estos movimientos en su contra, dijo: “El gobierno de EE.UU. o, más bien, los lamentables elementos que en él odian la verdad, la libertad y la justicia, quieren abrirse camino hacia mi extradición y muerte”, afirmó el activista antes de recordar que su labor periodística ha sido siete veces nominada al Nobel de la Paz. “A la larga, la verdad es todo lo que tenemos”, acotó.

Fuentes consultadas: RT – Democracy Now

Fuente: Infobaires 24