En este momento, los manteros del barrio de Flores están volviendo a trabajar sobre la avenida Avellaneda, al cumplirse 15 meses del desalojo efectuado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Realizarán un corte en la intersección con Nazca y levantarán una carpa para protestar contra el incumplimiento del acuerdo firmado con el Ejecutivo porteño, que se había comprometido a entregarles el predio de Perón y Boulogne Sur Mer el pasado 20 de Abril para poder continuar allí con sus actividades.

Los manifestantes repudiarán además la brutal agresión sufrida en el citado predio a manos de integrantes de la Asociación Civil Callejeros, quienes los golpearon y amenazaron de muerte con armas de fuego, dejando un saldo de tres personas con heridas de consideración. A través de un comunicado, los trabajadores del espacio público nucleados en la Agrupación Sindical Vendedores Libres denunciaron que los agresores actuaron “con la anuencia y complicidad de funcionarios gubernamentales”.