¿Cómo puede una empresa subsistir brindando un servicio de pésima calidad, pagándole mal a sus trabajadores y arrojando balances negativos durante años? La respuesta a este interrogante la tienen, sin duda, las principales distribuidoras de energía de Argentina.

Tanto la Empresa Distribuidora de Energía Sur Sociedad Anónima (Edesur) como la Empresa Distribuidora y Comercializadora Norte Sociedad Anónima (Edenor) cuentan con uno de los  historiales de quejas más extensos de las compañías locales. Con temperaturas extremas o en épocas donde el clima pasa desapercibido, los cortes de luz se hacen presentes masivamente. La última semana, más de 200 mil usuarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y gran parte de la Provincia fueron afectados por extensos cortes.

Ahora bien, para encontrar la respuesta a la pregunta, hay que entender que nada de lo que sucede sería posible sin la anuencia del Estado. Jugador clave en la mantención de las empresas distribuidoras de energía, el Gobierno viene implementando una política de condonación de deuda: son más de 25 mil millones de pesos los que Cambiemos “perdonó” a las eléctricas.

Pero no es la única medida que el Estado toma a favor de las empresas. Además de los millonarios montos brindados en forma de subsidios, se han aprobado una buena cantidad de aumentos en las tarifas. A días de que finalice 2018, el Gobierno nacional anunció que la tarifa de energía eléctrica aumentará en 2019 un 55% de promedio acumulado.  Si a este flamante incremento se le suman los efectuados desde el 10 de diciembre de 2015, la cifra trepa a un alarmante 562%.

“¿Dónde está yendo la plata de todos los que pagan esas tarifas exorbitantes?”

Los trabajadores de las compañías distribuidoras de energía también son se ven afectados por el desvergonzado accionar. Todas las empresas de la actividad mantienen abierto un conflicto paritario con sus empleados.

“Dijeron que no nos podían cubrir porque no tenían plata. Sino invierten, sino les pagan a los trabajadores ¿Dónde está yendo la plata de todos los que pagan esas tarifas exorbitantes? Se están llevando la plata del cliente, del trabajador, del contribuyente. Somos responsables de evitar que vendan la energía argentina”, manifestó Carlos Minucci, secretario general de la Asociación de Personal Superior de Empresas de Energía.

Al respecto, marcó que las empresas muestran una marcada falta de voluntad a la hora de resolver el conflicto paritario: “Hemos llevado a nuestro órgano máximo que es la asamblea general estos números desastrosos que nos propusieron. Nuestra asamblea dijo claramente no al acuerdo y sí a la lucha. Si en esta semana no hay una respuesta, se convocará al cuerpo de representantes para profundizar el plan de lucha. Mucho cuidado con APSEE, no somos lo que ellos piensan. Tenemos la responsabilidad y la capacidad de defender nuestros puestos de trabajo”.

“No sabemos dónde está yendo la plata porque es mucha la que ingresa pero no se pone ni en inversión ni en salarios”, concluyó.

Comentarios

comentarios

Fuente: Infobaires 24 – http://www.infobaires24.com.ar/