En horas de la madrugada un Peugeot 307 de color negro, chocó de frente contra un micro escolar, que estaba estacionado en las cercanías de las calles Giribone y Palpa.

Según vecinos del lugar, el conductor y su acompañante huyeron al ver que tanto el automóvil como el micro se habían prendido fuego. Los vecinos intentaron apagar el incendio con arena y matafuegos pero el fuego consumió prácticamente todo el interior de ambos vehículos.