Mónica Acosta, presidenta de la Cooperativa Renacer, ocupará una banca en la Legislatura durante el próximo periodo. Ingresó como parte del bloque de FORJA. La primera diputada provincial surgida desde una fábrica recuperada se refirió a los temas que impulsará durante su gestión y al rol de los legisladores surgidos desde el sector sindical en la Cámara que se viene.

Sobre el resultado de los comicios, señaló que “tenía una profunda confianza en el pueblo, en los trabajadores, porque nadie elige verdugos”. Con respecto al perfil que piensa darle a su gestión como diputada provincial, Acosta expresó que “si bien lo mío tiene una fuerte mirada en el trabajo inmediato, como cualquier persona que viene del sector o en el caso nuestro con 16 años dentro del cooperativismo, donde tomamos decisiones todos los días, parte de esas decisiones tienen que ver con trabajar fuertemente en la creación del Instituto Tecnológico para la ampliación de la matriz productiva, para diversificar y para poner un fuerte apoyo al desarrollo local de las pymes y cooperativas”.

Con respecto a la Legislatura que se viene, estimó que “va a ser muy peleada, porque todavía queda un reflujo de gente que va a seguir tratando de mantener sus privilegios o los privilegios de un sector de mucho poder en nuestra provincia”. Y agregó: “Nosotros tenemos que pugnar por transparentar, por democratizar, por hacer participar al pueblo no solamente en qué es lo que sucede en cada una de las comisiones, sino cómo hacemos que la Legislatura deje de ser el lugar donde se votan transferencias de negocios para pasar a ser el lugar de construcción de políticas públicas en defensa de la salud, de la educación, del trabajo y de tantas otras cuestiones esenciales”.

Finalmente manifestó que siente “el doble orgullo de pertenecer a las filas obreras, pero además esta votación hace que sea la primera diputada de las fábricas recuperadas”.

Fuente: Infobaires 24