Nicolás Ramos, testigo del asesinato del jubilado a manos de los empleados de COTO, contó detalles de lo que ocurrió: “Volvía de la casa de mis padres a las 19 y en la cuadra del COTO vi que había mucha gente alrededor del hombre intentando reanimarlo” , al tiempo que señaló: “La policía intentaba que la gente no viera al hombre que estaba fallecido”.

En diálogo con el programa de radio Crónica Anunciada, que se emite por FM Futurock, Ramos, quien es fotógrafo y tomó imágenes del momento en que intentaban reanimar al jubilado, aseguró: “El señor había intentado robar un queso, un aceite y una mermelada y los de seguridad del supermercado lo habían perseguido, tirado al piso y lo patearon después”.

En este sentido, reveló: “Los testigos remarcaban que la gente del supermercado le pegaron al hombre que había intentado robar comida con mucha saña”, y expresó: “La policía empezó a pedirme que no sacara fotos del hombre. Querían ocultar el hecho, de eso no hay dudas”.

Por otro lado, apuntó que “La ambulancia tardó un rato largo en llegar”, y remarcó: “La gente de seguridad del supermercado lo golpeó hasta matarlo por robar un queso, una mermelada y un aceite”.

“Es muy triste que pasen estas cosas, parece que cuantos más policías más inseguridad hay, y nadie de los que estaban ahí quiso involucrarse para frenar la golpiza al hombre”, concluyó.

Fuente: Infobaires 24