El Bicho jugo uno de los partidos más penosos que se le hayan visto en los últimos años y sumo una nueva derrota en el (ex) DAM.

Con un solo cambio con respecto al último partido, el de Romero por Benítez, Argentinos salió a jugar como salía con Berti, sin ninguna impronta personal de su nuevo técnico, tal vez pensando en sus ya 10 o 12 días de trabajo que el problema era solamente de efectividad y no de generación de situaciones de gol y juego asociado.

Inconexo entre líneas, lento en las transiciones de ataque a defensa y viceversa (se sabe y siempre se aprovechó esta circunstancia en nuestra cancha corta) y algo desarticulado atrás, peno en una contra después de un córner a favor y el partido se terminó. El equipo no salió del letargo como si lo hubiesen herido, no demostró enjundia, ni reacción, ni rebeldía , solo la vergüenza deportiva de Machín y pocos más como para emparejar el desarrollo contra un rival que, jugando mejor o peor, tiene un estilo y un norte definidos, sabe que quiere y cómo quiere lograrlo.
En el ST , luego de un tonto penal a los 5 min, el partido se planteó como para recibir una goleada. Apático, sin fútbol y sin ninguna situación de gol ni tiro al arco en 90′, más que un centro cerrado de Toledo faltando poco. Si, cero situaciones de gol. Jugadores en lugares que no rinden, refuerzos que no son tales ni justifican supuestas “jerarquías”” y un DT que grita más de lo que ordena. Si le sumamos a la insólita vestimenta que seguimos presentando hasta de local, bueno, la AAAJ transita x la peligrosa cornisa del decaimiento emocional y del alejarse de su historia para empezar a pensar, solamente, en “sacar puntitos” que te mantengan algo lejos del fondo.

Triste, sombras en el (ex) DAM que deambularon en búsqueda del fútbol perdido y de la coherencia en la búsqueda de un objetivo definido que desde la Institución parece no existir. 15 días para trabajar Carboni, para que intentes ver en qué se falla y en darle TU impronta que justifique tu fantasmal contratación. Esperemos a ver si los frutos de tu trabajo son tan vehementes como el convencimiento de los dirigentes para tu veloz contratación.

Ariel Melnik de ARGENTINOS PARA TODOS para LATE COMUNA 15