El debate por el Presupuesto 2019 se dio en el medio de un escándalo. En el recinto, la oposición, a los gritos, le reclamó al oficialismo que se suspenda la discusión por el proyecto. En la calle, manifestantes lanzaron piedras y cascotes a los policías que respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos. Hubo al menos 26 detenidos y 9 heridos. En este violento contexto, el ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, dio explicaciones sobre el operativo de seguridad que se montó alrededor del Parlamento. En A dos voces, lo que se intentó fue que el Congreso de la Nación no funcionara” y dijo que “no dejar debatir al Congreso es una actitud fascista”.

“Hay otras maneras de acción política y no las signadas por la violencia las que se deben tomar para protestar. Repudiamos estas actitudes y esperamos que las marchas que se hagan de ahora en más sean en paz. Existe el derecho a peticionar, pero tiene que ser en paz”, opinó el funcionario.

“¿Por qué sostienen que estuvo armado?”, preguntó Edgardo Alfano. “Tenían un sistema organizado. La gente no se moviliza con una maza, lo que nos da cuenta que hay una organización. Ahora tendrán que deslindar las responsabilidades desde la Justicia”, acusó.