La inflación de septiembre fue de 6,5% respecto a agosto y acumuló una suba de 32,4% en lo que va de 2018, según informó el Indec. En términos interanuales, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) trepó al 40,5%.

La cifra representó el registro más alto desde abril de 2016, cuando fue de 7,6%. Entre los aumentos más importantes se destacaron el rubro alimenticio y en el transporte.

La megadevaluación producida por el Gobierno impactó en los precios de la economía: la suba más grande se dio en transporte (10,4%), equipamiento y mantenimiento del hogar (9,7%), prendas de vestir y calzado (9,8%) y alimentos y bebidas (7%).

En términos anuales, los incrementos más preocupantes se dieron en dos rubros vitales para los sectores más golpeados por la crisis económica: el alimenticio (35,8%) y el transporte (47,4%).

Fuente El DestapeWeb