La empresa Green-Rottio, a cargo de las obras del viaducto San Martín, esta acusada de incumplimiento en el pago a proveedores. Desde la Ciudad se asegura haber cumplido en tiempo y forma con los pagos a la empresa pero la semana pasada, unos 50 subcontratistas denunciaron ser víctimas de una “estafa”.

Por medio de un comunicado difundido el pasado jueves, los 50 subcontratistas de la constructora Green denunciaron públicamente haber sido «alevosamente estafados» por la empresa, que les adeuda una suma de 400 millones de pesos. Las compañías recalcaron que «aún falta contabilizar la deuda de otras empresas», por lo que el pasivo podría llegar a la suma de «los 600 millones de pesos».

Desde el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad desligaron responsabilidades y aseguran que Autopistas Urbanas (AUSA), empresa estatal del Gobierno porteño a quien se le delegó la responsabilidad de ejecutar la obra, «realizó todos los pagos a la empresa Green en tiempo y forma», pero que aún así «los proveedores no estaban recibiendo los pagos que corresponden», tomando las autoridades conocimiento de la situación apenas días atrás.

Lo increíble de esta situación es que el Gobierno de Horacio Rodriguez Larreta no tiene ninguna relación contractual directa con los contratistas estafados por lo que agrava la situación por la informalidad contractual.

Cabe recordar que el viaducto de la línea San Martín entre Palermo y La Paternal fue inaugurado en julio pasado como parte de la campaña electoral del presidente Mauricio Macri y Horacio Rodriguez Larreta.

Gracias a la campaña publicitaria la mayoría de los vecinos de la ciudad creen que esta obra se encuentra finalizada, desde el gobierno aseguran que la ejecución de la obra estaría en un 96%, algo muy difícil de considerar ya a que a simple vista se puede comprobar que las estaciones intermedias elevadas de Villa Crespo y La Paternal no están habilitadas y restan los trabajos de la tercera vía entre otras cosas.



Mirá los videos que muestra la obra del viaducto San Martín totalmente parada.