La Unión de Trabajadores de la Educación participó hoy de la audiencia judicial convocada por el Juzgado en lo Contencioso Administrativo N°18 por el amparo presentado junto a la comunidad educativa de la Escuela Infantil 6 del Distrito 6 del Ramos Mejía ente el cierre arbitrario del lactario por parte del Gobierno porteño.

En la jornada estuvieron presentes también representantes de CAMyP, UDA y ADEMyS que coincidieron en la importancia de la unidad en la lucha contra el ajuste en educación. También se acercaron a solidarizarse con el reclamo los legisladorxs porteñxs Mariano Recalde, Lorena Pokoik  y Laura Marrone.

A menos de diez días del inicio del ciclo lectivo casi 27 mil niñas y niños cuyas familias eligen la educación pública están sin vacantes en el Nivel Inicial. La gestión de Rodríguez Larreta no solo reduce el presupuesto educativo año a año, sino además, lleva adelante una política de cierre de escuelas.

El secretario General de UTE Eduardo López aseguró ante los presentes que: “Así como el conjunto de la comunidad frenó el cierre de las Secundarias Nocturnas, detendremos la expulsión de las familias que eligieron la educación pública para sus hijxs.” Y agregó “cunado estos funcionarios sean sólo un mal recuerdo, la salita de lactario va a estar abierta enseñando, resistiendo y soñando”.

Hay 45 familias que se inscribieron durante este verano y reclaman el derecho establecido en la Constitución de la Ciudad de tener una vacante asegurada en el nivel inicial. Es inadmisible que se cierre una sala de jardín maternal cuando según los últimos datos hay 13 mil niñxs sin vacante en ese nivel educativo.

¡La única lucha que se pierde es la que se abandona!

Buenos Aires, lunes 25 de febrero de 2019.

Audiencia por el cierre del Lactario en el Ramos Mejía

Fuente:Unión de Trabajadores de la Educación