El ascensor principal del Pabellón Romano del Hospital Durand se desfondó este sábado minutos antes de la medianoche. El elevador se había quedado trabado en el séptimo piso y al, volver a arrancar, la puerta en falsa escuadra arrancó de cuajo parte del piso

Dos doctores quedaron atrapados -el gastroenterólogo Leandro Steimberg y el cirujano vascular Marcelo Frosh-, luego de quedar expuestos al peligro de la caída libre desde 25 metros  de altura, y pudieron salir ilesos gracias a la ayuda de otros dos médicos de Guardia, el Dr. Leonardo Toscano y el Dr. Matías Pagani, quienes con la ayuda de un gato mecánico lograron extraer la puerta externa del ascensor. Desde adentro, Steimberg y Frosh hicieron lo propio con la puerta de adentro. Luego de derribar la puerta interna, lograron descender del ascensor sin ninguna lesión. El artefacto quedó destruido.

 

Otro grave accidente en el mismo día

Tan sólo 14 horas antes, un paciente llamado Atilio Ibarra, de 53 años de edad abrió, la puerta externa del ascensor de la Guardia en el subsuelo y se encontró con que el ascensor no estaba. Su reacción fue tardía y el hombre cayó desde dos metros de altura. La traba de seguridad de la puerta externa nunca funcionó. El paciente se encuentra internado en el Servicio de Traumatología, con una fractura gravísima de platillo tibial izquierdo.

Ante la gravedad de la situación, los trabajadores radicaron la denuncia en la Comisaría 11 y presentaron una carta expresando su malestar y preocupación ante la Dirección del Hospital.