Un informe oficial de la Secretaría de Salud y Desarrollo Social confirmó que en la gestión de Cambiemos el Estado viene adquiriendo cada vez menos vacunas. Por la Redacción de Noticias La Insuperable

Casos cada vez más frecuentes habían evidenciado lo que todos suponían; el gobierno macrista estaba “ahorrando” en vacunas. Ahora, un informe oficial de la Secretaría de Salud y Desarrollo Social lo confirmó: desde 2016 a la fecha el Estado nacional viene adquiriendo menos vacunas de las que se necesitan para inmunizar a la población.

El informe fue elaborado en respuesta a un pedido de informes originado en la comisión de Salud y Acción Social de la Cámara de Diputados de la Nación al “ex” ministerio de Salud. El mismo “confirma nuestra mayor preocupación: se compraron menos vacunas de las necesarias para alcanzar las coberturas planificadas“, denunció el diputado tucumano Pablo Yedlin.

La decisión del gobierno que encabeza el presidente Mauricio Macri es clara: en su afán de “achicar el déficit” optó por cortar los derechos básicos de los argentinos; no solo disminuyó el rango ministerial del área de salud, sino que, peor aún, recortó los recursos.

El informe presentado por la Secretaría de Salud detalla las compras de 2016, 2017 y 2018. Los casos más alarmantes son los siguientes:

  • Sabin: en 2016 se adquirieron 7.730.000, dosis; en 2017, 2.000.000 y en 2018, 3.030.000. Hasta el 20 de mayo de este año fueron adquiridas 1.876.000 dosis.
  • Varicela: pasó de 1.000.000 de dosis en 2016 a 200.000 en 2017 y 500.000 en 2018. En 2019 van 410.000 dosis adquiridas.
  • DTA (difteria): 2.594.590 en 2016, 1.300.000 en 2017 y 1.500.000 en 2018. En 2019 van 1.440.000.
  • Rotavirus: 1.600.000 (en 2016), 1.555.670 (en 2017) y 1.100.000 (en 2018). En 2019 (siempre hasta el 20 de mayo): 815.000.
  • Poliomeliris (Salk): 1.080.000, 1.322.180 y 840.000. En 2019 van 1.210.000 dosis.

El candidato presidencia Alberto Fernández señaló al respecto en un discurso ante delegados de la Asociación Bancaria que “en este país hemos dejado de vacunar a los chicos, miren a dónde hemos llegado“. Además, en declaraciones periodísticas, se preguntó “¿cómo no van a tener déficit cero si no compran vacunas para los chicos?“.