Lxs médicxs residentes y concurrentes de la Capital Federal decidieron este lunes continuar con el paro de actividades en rechazo a la ley que impuso Horacio Rodríguez Larreta la semana pasada y que, denunciaron, precariza las condiciones de trabajo. Algunxs representantes mantuvieron una reunión con la ministra de Salud porteña, Ana María Bou Pérez, que rechazó derogar la nueva reglamentación, aprobada en la Legislatura en medio de una represión a trabajadores y diputadxs.

Desde temprano, lxs integrantes de los 11 hospitales de CABA y de los centros de salud se reunieron en asambleas y se movilizaron hacia la sede que el Gobierno porteño tiene en Parque Patricios, donde entregaron una carta para Rodríguez Larreta. Tras la protesta, lxs trabajadores anunciaron que realizarán un acampe en ese lugar para continuar exigiendo el veto de la ley votada sólo por lxs legisladores del PRO.

En declaraciones a la FM Metro, la ministra Bou Pérez admitió que «faltó comunicación con los residentes» y adelantó la propuesta que terminó realizándole a lxs representantes del sector: darles participación en la reglamentación de la ley. Igualmente, la reunión comenzó con la amenaza de la funcionaria porteña de que descontaría los días de paro a lxs médicxs, que iniciaron una medida de fuerza el viernes pasado, acompañadxs por la Federación de profesionales y la Asociación de Médicos Municipales.

En este marco, desde el Comité de Docencia e Investigación le anticiparon a las autoridades porteñas su respaldo a lxs residentes y concurrentes. En tanto, lxs legisladores Myriam Bregman y Gabriel Solano del FIT, junto a María Martínez y Fernando Vilardo de Autodeterminación y Libertad, y Laura Marrone de la Izquierda Socialista, prsentaron un pedido de impugnación de la normativa alegando que «a quienes nos oponíamos a la sanción de esta ley se nos impidió el uso de la palabra y se nos negó el ingreso al recinto».

En diálogo con #LaGarcía, la residente de primer año de Trabajo Social en el Hospital Argerich sostuvo que «la ley vulnera totalmente nuestras condiciones laborales y las modifica sin ninguna consulta previa». «(La nueva normativa) modifica nuestras condiciones laborales, aumenta las horas de trabajo y no queda claro cómo se calcula nuestro salario», añadió.

En la carta dirigida a Rodríguez Larreta, lxs residentes y concurrentes denunciaron que «mientras legisladores de la oposición velaban por la integridad física de nuestres compañeres fuera de la Legislatura, dentro del recinto se realizaba la votación de forma ilegítima e irregular sin la totalidad del cuerpo». «La violencia no es solo golpear a compañeros y compañeras sino también legislar a costa de ello», indicaron.

Por su parte, Ayelén Cámpora, residente de tocoginecología del Hospital Ramos Mejía, afirmó que lxs trabajadores «vamos a ir por la derogación y no vamos a negociar ninguna instancia intermedia» y señaló que la idea es «construir una ley que njos convoque y nos haga partícipes de los derechos laborales que queremos tener como profesionales de la Salud». Asimismo, cuestionó que la nueva ley «sigue perpetuando las 64 horas semanales de carga horaria para un residente, no deja en claro cuál va a ser nuestro piso salarial ni de acuerdo a qué convenio colectivo se va a pactar ese piso ni las modificaciones del salario».

La carta completa

La Asamblea de Residentes y Concurrentes de CABA manifiesta su más amplio repudio a la ley recientemente aprobada de manera completamente irregular en la legislatura porteña y solicita su derogación de manera inmediata.

El dia Jueves 28/11 la Asamblea de Residentes y Concurrentes de CABA, conformada por profesionales de la salud que se desempeñan en los hospitales públicos y CeSAC de esta ciudad, se hizo presente en la legislatura porteña para plantear de manera pacífica nuestro rechazo a la Ley de “Régimen de Residencias y Concurrencia de Equipos de Salud y Apoyoa Equipos de Salud del GCABA”. A cambio recibimos represión y gases por parte del personal de seguridad de la legislatura y de la policía de la ciudad, recordemos que el derecho a manifestarnos como colectivo se encuentra consagrado en nuestra constitución nacional.

Producto de dicha represión varixs residentes y concurrentes sufrieron lesiones. Mientras legisladores de la oposición velaban por la integridad física de nuestrxs compañerxs fuera de la legislatura, dentro del recinto se realizaba la votación de forma ilegítima e irregular sin la totalidad del cuerpo. Segundos después de aprobada dicha ley los legisladores del oficialismo, se levantaron de sus asientos y se retiraron, sin mediar palabra alguna, ni de preocupación, ni de rechazo, ni de solidaridad sobre la represión desatada en la puerta del establecimiento. La violencia no es solo golpear a compañeros y compañeras sino también legislar a costa de ello.

Entendemos que la forma en la que fue tramitada esta ley desde su elaboración, enausencia de actores fundamentales, como ser, residentes y concurrentes y tambiénnuestras asociaciones, implican una serie de falencias y ausencias en la elaboración de lamisma que nos llevan a concluir que la misma debe ser vetada.

Esta ley implica irrefutablemente un retroceso de nuestros derechos laborales, legalizando jornadas de hasta 64 horas semanales, sin estipular días hábiles o no; sosteniendo la figura del concurrente como trabajo ad-honorem, sin obra social, aportes jubilatorios, ni art; vulnerando nuestro salario, desacoplándolo de los demás trabajadores de planta; maquillando la guardia como “formación intensiva continua”; entre otros atropellos.

En virtud de nuestro reclamo hemos recibido cientos de adhesiones de grupos de pacientes, asociaciones, federaciones, mutuales, sociedades científicas, entidades profesionales, hospitales y centros de salud, ONG´s, gremios, sindicatos y partidos políticos dejando a las claras no solo que se trata de un reclamo legítimo sino también lógico, genuino e histórico.

Los hechos de los últimos días, ya de público conocimiento, implican por las partes a asumir las responsabilidades que les corresponden. Por ello, la Asamblea ha decidido de forma unánime manifestar nuestro rechazo de pleno a esta ley y plantear un paro hasta el dia 2 de Diciembre inclusive, con voluntad de continuar la medida de fuerza hasta que nuestras voces sean escuchadas.

Por todo esto queremos solicitarle al Jefe de Gobierno y a la Ministra de Salud que veten esta Ley que implica un retroceso en nuestros derechos como trabajadores y trabajadoras y convoque a una mesa de diálogo con todas las partes intervinientes para elaborar un proyecto que sea representativo del colectivo e implique una mejora en las condiciones detrabajo y nos reconozca como tales.

Fuente:La García