Un grupo de madres y padres pertenecientes a la comunidad escolar del del jardín de infantes de la Escuela 22 del Distrito Escolar 10, perteneciente al barrio de de Núñez, tuvieron su oportunidad de “contarle sus preocupaciones al jefe de Gobierno Horacio Rodriguez Larreta quien se encuentra en plena campaña electoral recorriendo escuelas y clubes para intentar acercarse a los vecinos. La verdad es que no le está yendo nada bien.

En esta oportunidad, los padres al recibir la invitación de la actividad que realizaría Juntos por el Cambio en el Club Ciudad de Buenos Aires, ubicado en  Avenida Libertador 7.501 no hicieron otra cosa más que llevarle su queja al encuentro de vecinos.

En la oportunidad realizaron la queja con un alto nivel de creatividad que consistió en preparar unas ratas de papel de manera similar a los títeres realizados con palitos de helado que utilizan los chicos en los jardines de infantes.

Recordemos que las madres y padres de la Escuela 22 reclaman que el gobierno de la Ciudad se haga cargo de la invasión de ratas que vienen sufriendo los alumnos y alumnas del establecimiento que deben convivir con los roedores y sus excrementos.

Una vez iniciada la reunión Larreta se encontraba muy nervioso y molesto ante la presencia de los familiares que mostraban las ratas de papel, según cuenta una de las mamás presentes. Si bien pudieron expresarse y elevar su problemática, la respuesta del jefe de gobierno fue escueta y no le dedicó mucha importancia.

A lo que sí le dedico tiempo Larreta fue el pedido a los vecinos reunidos, que llevaban problemáticas barriales, a que salgan a convencer a 5 vecinos para las próximas elecciones de octubre, en una actitud plenamente electoralista.

Las ratas de papel fueron distribuidas entre todos los participantes de la reunión y al finalizar la misma los familiares volvieron a hablarle cara a cara de la presencia de los roedores dentro del establecimiento educativo, hecho que toda la ciudad hoy día conoce ya que una maestra debió matar a una rata en plena clase en presencia de niños de cinco años.

“Los directivos del jardín están haciendo un montón de cosas pero la limpieza sigue fallando. Estamos los padres organizando cuadrillas para revisar si está limpio. Pero si no lo hiciéramos los chicos seguirían conviviendo con la caca de las ratas” expresó una de las madres. La mujer agregó que tras el reclamo “les tomaron los teléfonos a las mamás y dijeron que se iban a poner a trabajar y llamar a la escuela. Veremos”.

La invasión de ratas en escuelas públicas porteñas se viene repitiendo constantemente a lo largo del año situación que provocó varias veces la suspensión de clases, y la protesta delos padres a través de semaforazos y otras protestas como la que hoy relatamos.

Redacción LateComuna15



Invasión de ratas en una escuela de Belgrano, así no se puede estudiar