El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, convocó al fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone para que explique sus vínculos con el falso abogado Marcelo D’Alessio. El funcionario judicial fue recientemente suspendido luego de que confesara ante la fiscal Alejandra Mángano que le facilitaba información sobre llamadas telefónicas y movimientos migratorios al presunto espía.

En su citación, el magistrado indicó que a Bidone “se le imputa haber tomado parte de la asociación ilícita dedicada a realizar acciones de espionaje ilegal –las que ya han sido ampliamente descriptas en estos actuados-. Su aporte en particular era la provisión de información –especialmente a Marcelo Sebastián D´Alessio- vinculada con datos personales de las víctimas-objetivos de la organización con conocimiento de que la misma sería utilizada para llevar adelante múltiples planes delictivos”.

Ante la fiscal Mángano, Bidone contó que conoció a D’Alessio a finales de 2016 a través del agente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Rolando Barreiro y aseguró que el falso abogado “se jactaba de trabajar con organismos de seguridad como la AFI, con jueces, con fiscales e incluso con personas del Ministerio de Seguridad de la Nación, a quienes les llevaba alguno de sus proyectos relacionados con temas de narcotráfico”.

Asimismo, añadió que D’Alessio le entregaba “datos de personas, como documentos de identidad o números telefónicos para que realizara consultas en Migraciones y eventualmente obtuviera listado de llamadas”. De hecho, el suspendido fiscal comentó que en diciembre pasado D’Alessio le pidió que consultara datos sobre el empresario Pedro Etchebest, cuya denuncia inició la investigación que lleva adelante el juez Ramos Padilla.

Juan Ignacio Bidone también es parte de una causa que investiga el juez Luis Rodríguez. En esta caso, tiene que ver con la presunta extorsión a la que fue sometido el empresario Gabriel Traficante, que aparece en la causa conocida como “Mafia de los Contenedores” donde D’Alessio tiene un procesamiento confirmado por la Cámara Federal. El fiscal de Mercedes confesó que le había brindado información que luego utilizó el falso abogado para extorsionarlo.

Por estos hechos, Bidone afronta una causa por abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público y fue allanada la fiscalía de Mercedes y la casa del fiscal. De allí incautaron un teléfono y una computadora pertenecientes al fiscal. En tanto, la Procuración bonaerense abrió un expediente disciplinario contra Bidone y dictaminó una suspensión por 90 días, que fue ratificada por la Suprema Corte provincial.

Fuente: La García