Desde las empresas eléctricas estrenan nuevas tácticas intimidatorias para obligar a sus usuarios rehenes, a pagar todos los tarifazos habilitados por Cambiemos.

Entre estas nuevas metodologías, aparece la de amenazar a los vecinos con colocarlos en el temido Veraz, si no pagan los confiscatorios aumentos.

 

La distribuidora de electricidad Edesur (que opera en Capital y el sur del Gran Buenos Aires) ya comenzó hace unas semanas a enviar intimaciones por Veraz para regularizar los pagos de sus usuarios.

Fue el intendente peronista de Esteban Echeverría, Fernando Gray, quien denunció en Twitter que Edesur envió una intimación a una vecina del partido que lidera, por una deuda de $ 2000.

Se trata de algo inédito, e impensable antes de la llegada del macrismo al poder.

Fuente: Noticias en Red