El vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, expresó ayereste que en los últimos quince días se pasó de 83 a 400 casos de coronavirus. Por esa motivo “casi la mitad de los comercios que habíamos abierto tendrá que cerrar”.

“Es una multiplicación de cinco veces por eso decidimos no pasar a otra etapa de apertura de comercios”, agregó Santilli.

El pasado domingo, Horacio Rodríguez Larreta dijo que la ciudad de Buenos Aires “sigue en cuarentena” y se restringirán actividades en los grandes centros comerciales. Se subrayó que se mantendrá el comercio barrial de cercanía para “evitar la aglomeración de gente”, explicó Santilli.

Las restricciones serán en las áreas de mayor concentración donde solamente permanecerán abiertos los comercios esenciales de zonas como Once, Constitución, Retiro o los centros comerciales de las avenidas Cabildo, Federico Lacroze y Avellaneda.