No es novedad que las veredas de la ciudad de Buenos Aires están rotas, ni que el gobierno porteño invierte, año a año, miles de millones de pesos en su arreglo, sobre todo en las zonas de mayor visibilidad. Sin embargo, pese a la propaganda y los eslogan, las veredas de Horacio Rodríguez Larreta en algunos sectores con menos visibilización son altamente peligrosas.

Un ejemplo de esto es lo que ocurre en la calle Giribone al 1500 entre estomba y Heredia, del barrio de Villa Ortuzar (Comuna15). Una vecina se contacto con Late para comentar el estado de su vereda y que está cansada de llamar al 147 sin que le den respuesta alguna.

La vecina comenta que “la vereda está destruida, es peligrosa, pasan muchas personas mayores y además se encuentra cerca de un colegio especial donde algunos alumnos pasan con sillas de ruedas.” La vecina agregó que “es peligroso que se caiga alguien y en varias ocasiones que tengo que estar pendiente de las personas mayores para que no se caigan. Les digo que vayan por la del frente.”

El Jefe de Gobierno que se encuentra en plena campaña electoral, continúa derrochando los fondos públicos en el supuesto arreglo de veredas ubicadas en lugares de alto tránsito (existen denuncia de arreglos donde las veredas estaban en buenas condiciones). Según datos de la Subsecretaría de Vías Peatonales, “en 2018 se invirtieron “2.000 millones de pesos en 2018 y tendrán uno de 2.200 de pesos al finalizar el 2019 con el objetivo de destinar el 87% a las veredas que tienen roturas de entre el 50 y 100%.”

Esperamos que por este medio el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires arregle  la veredas que realmente se encuentran en mal estado y que son potencialmente un problema y un peligro para los vecinos de la Comuna 15.

Redacción LateComuna15