Son constantes las quejas de los usuarios del Metrobus en la estación Donato Álvarez por falta de una baranda que sirve de protección en uno de los accesos.

Hace varios ameses atrás, a causa de un accidente, un auto tiro la baranda evitando que el automóvil subiera y produjera una tragedia.

Llama la atención que el Gobierno de la Ciudad no haya repuesto rápidamente un elemento tan necesario para la protección de los usuarios que en algunos horarios se encuentra lleno de estudiantes de los dos establecimientos educativos muy cercanos a la mencionada estación.