Los terrenos donde estaba el Albergue Warnes (derribado en 1991) serán edificados para uso residencial, comercial y de servicios. De esta manera dejará de existir lo que hoy se conoce como Parque La Isla de La Paternal y la ciudad dejará de contar con un espacio verde, público y abierto.

En el día de hoy se aprobó el proyecto enviado por Horacio Rodriguez Larreta que fijaba las pautas para edificar 11 torres en las parcelas que son de dominio privado y que deberán mantener sólo un 40% de superficie para el uso público. También se contempla la apertura de calles y veredas.

Concretamente, gracias a la mayoría que le otorga el oficialismo, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sancionó la ley que modifica normativas urbanísticas de una amplia superficie del barrio La Paternal – Comuna 15, catastralmente identificado como U29. El proyecto de Larreta contó con 34 votos afirmativos aportados por bloque Vamos Juntos contra 23 votos negativos de las bancadas opositoras.

Según informó el portal de la Legislatura Porteña “lo debatido y votado en segunda lectura fue un despacho de mayoría de la Comisión de Planeamiento Urbano, que preside Victoria Roldán Méndez (VJ), en base a un proyecto de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad. En tanto, Javier Andrade (UC) presentó un despacho de minoría proponiendo el archivo del expediente.”

La misma fuente informó que “vecinos de La Paternal, Agronomía y Chacarita, así como de otros barrios de la Comuna 15, se manifestaron por la mantención del parque existente (tanto en la Audiencia Pública como ante la comisión legislativa) y pidieron limitar la altura de los edificios así como reconsiderar la ubicación de esas construcciones para que el gran pulmón verde no quede “encerrado” por torres de cemento. Al respecto, presentaron su proyecto de ley alternativo, que varios diputados opositores lo hicieron propio y tiene estado parlamentario en la comisión de Planeamiento Urbano, desde el 29 de marzo último.”

El Gobierno porteño defiende su desición de destruir el parque dando a entender que las modificaciones urbanísticas de las parcelas en cuestión, “ya estaban definidas por Ordenanza del año 1997 (durante la gestión gubernamental de Fernando de la Rúa)”. También aseguran que la ley de ahora “mejora las condiciones para el entorno del barrio”, lo mismo que decían con la construcción del Metrobus y que en realidad sólo trajo serias consecuencias para el barrio.

La defensora de la destrucción del Parque en el recinto fue la diputada Roldán Méndez quien asegura que no se aumentará la capacidad constructiva ni la altitud. Por otro lado, Gonzalo Straface (VJ) argumentó que la ley “viene a remediar y mejorar en forma sustantiva la normativa actual” y a generar “nuevos espacios verdes y públicos” pero sin especificar concretamente cuales son esas mejoras para los vecinos de la Paternal.

Concretamente en la sesión ordinaria de hoy se trató y aprobó la reglamentación que involucra a una extensión de más de 9 hectáreas de pulmón verde que se encuentra delimitada por las avenidas Constituyentes, Chorroarín y la calle Joaquín Zabala. Un lugar conocido por todos los vecinos como un espacio verde, de uso público libre y abierto, excepto 4 parcelas que se encuentran cercadas por alambrados.

Actualmente en el lugar también funciona una planta de tratamiento de residuos que será erradicada y la Escuela de educación media “Federico García Lorca” junto a un jardín maternal. También y sobre la avenida Warnes se encuentra el hipermercado Carrefourt.

Con el nuevo proyecto el gobierno de Larreta consiguió ampliar los usos inicialmente permitidos (viviendas), logrando incorporar lo que denominan “utilidades complementarias a las residenciales”. En definitiva un proyecto inmobiliario que contará con comercios, servicios, esparcimientos, áreas de equipamiento y estacionamientos subterráneos, entre otras cosas.

Como ya publicamos en otros artículos desde Late, las construcciones que se harán en el actual Parque podrán ser destinado a vivienda colectiva, geriátricos, comercios minoristas, servicios terciarios, oficinas, alojamientos turísticos, locales, gimnasios, casas de fiestas, establecimientos sanitarios, jardines maternales, lugares de culto o esparcimiento. Todo a expensas y sacrificio del pulmón de verde que es de todos.

Redacción LatePaternal