En el Boletín Oficial del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en el día de hoy, quedó aprobado el “Curso Básico de Camarógrafo Policial“. El mismo es una propuesta del denominado Instituto Superior de Seguridad Pública que tiene la misión de formar profesionalmente y capacitar al personal de la Policía de la Ciudad, al Cuerpo de Bomberos y a los funcionarios responsables de las políticas y estrategias de seguridad ciudadana.

Según los considerandos del proyecto, la Policía de la Ciudad de Buenos Aires con esta formación cumple con sus funciones se seguridad general, prevención, conjuración, investigación de los delitos, protección y resguardo de personas y bienes, y de auxiliar de la justicia.

Es importante destacar que el curso quiere procurar perfeccionar el trabajo de los uniformados “en los diferentes operativos” cuyo principal objetivo es “dominar las herramientas básicas relativas a técnicas o procedimientos de actuación en zonas hostiles y en situaciones de estrés para mantener los encuadres, operar con destreza los equipos y proteger las grabaciones.”

El boletín oficial informa también que el “Escalafón General Policial a las Tecnologías de la Información y Comunicaciones”, está conformada por el personal policial abocado exclusivamente al desarrollo de las actividades y acciones propias de las funciones referidas de Tecnologías de la Información y Comunicaciones. Dentro de la Policía de la Ciudad junto a la Dirección Autónoma de Tecnologías Aplicadas a la Seguridad, tiene entre sus responsabilidades primarias el intervenir en las actividades operativas ligadas a la generación de imágenes de video relacionadas con los objetivos que fije la institución policial para el desenvolvimiento de su función.

Por este motivo el programa de estudio contempla que “la base teórica como las prácticas de utilización de la herramienta de trabajo se complementarán con el acondicionamiento físico necesario para trasladarse, trabajar en áreas de diferentes características como en zonas hostiles, en situaciones de estrés, de manera tal de poder en todo momento mantener los encuadres y protegiendo las grabaciones de cualquier sustancia como golpe nocivo. “

Esta división también se encuentra a su cargo de coordinar las necesidades tácticas y operativas para brindar una respuesta a los pedidos de la superioridad o la justicia para la obtención de imágenes. Es así que la División Exteriores de Video de la Dirección Autónoma de Tecnologías Aplicadas a la Seguridad, en el marco del expediente 2018-1879934-MGEYADTAS, elevó al Departamento de Especialización Policial del ISSP, el proyecto de “Curso Básico de Camarógrafo Policial”.

De esta manera fue aprobado la propuesta denominada “Curso Básico de Camarógrafo Policial“, destinado al personal integrante de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, al personal de las diferentes Fuerzas de Seguridad Nacional. El curso puede ser tomado también por policías perteneciente a las Policías Provinciales e inclusive Policías Extranjeras que quieran adquirir conocimientos en el materia.

Según un informe publicado en el diario mendocino “El Sol” una ley nacional establece claramente que las fuerzas de seguridad no pueden realizar inteligencia interna. La ley 25.520 de Inteligencia Nacional, sancionada a fines de 2001, prohíbe la inteligencia interna. Así queda claro en el artículo 4 (inciso 2), que menciona que ningún organismo de inteligencia podrá “obtener información, producir inteligencia o almacenar datos sobre personas, por el sólo hecho de su raza, fe religiosa, acciones privadas, u opinión política, o de adhesión o pertenencia a organizaciones partidarias, sociales, sindicales, comunitarias, cooperativas, asistenciales, culturales o laborales, así como por la actividad lícita que desarrollen en cualquier esfera de acción”.

Pero mientras tanto en CABA se profesionaliza a la fuerza policial aparentemente en contra de ley. A continuación presentamos el programa de estudio de los futuros cineastas “castrenses” presentado en el Anexo del Boletín Oficial como IF-28433037-ISSP-2018 que forma parte de la Resolución.