Para los trolls viajar por el Viaducto de la línea San Martín es un placer pero para los usuarios es una tortura. Quedó desnuda la realidad ante los hechos, a simple vista se pueden ver las estaciones incompletas, las obras aún en ejecución. No es la primera vez que el gobierno de Cambiemos realiza inauguraciones truchas.

Una catarata de quejas vía Twitter son la prueba de que la realidad es ocultada por los grandes medios de difusión que pauta publicitaria de por medio ignora estos detalles.

Estos son sólo algunos de los comentarios sobre el Viaducto San Martín