La audiencia pública donde se discutió el incremento de la tarifa a $19 en abril y a $21 en mayo se desarrolló con normalidad, aunque en el medio de un fuerte operativo de seguridad. SBASE defendió la suba de tarifas por el aumento de los costos operativos y la necesidad de reducir subsidios. La Defensoría y la oposición, en contra. La audiencia no es vinculante y el aumento comenzará a aplicarse el mes que viene.

En el marco de un fuerte operativo de seguridad en el Centro Cultural Adán Buenosayres, se desarrolló este miércoles con relativa normalidad la audiencia pública para aumentar el boleto de Subte a $19 desde abril y a $21 desde mayo.

El incremento había sido anunciado por el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, junto con los aumentos de tarifas de trenes y colectivos, a fines de diciembre pasado. La audiencia pública había sido convocada en febrero. Aunque no es vinculante, es un paso obligatorio para que el incremento pueda comenzar a aplicarse.

Al igual que en anteriores ocasiones, el encuentro inició con una exposición por parte de representantes de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), encabezados por el presidente de la empresa, Eduardo de Montmollin, quienes justificaron el incremento por el aumento de los costos operativos y la necesidad de reducir los subsidios.

En contra del aumento expusieron enviados de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, encabezados por el Defensor Adjunto Arturo Pozzali y el director de Transporte y Telecomunicaciones, Federico Conditi; de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP), representada por su secretario general, Roberto Pianelli, el secretario de Prensa, Enrique Rossiti, y el delegado Claudio Dellecarbonara, de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), que estuvo representada por su vicepresidenta Lucía Cámpora, y varios legisladores porteños de la oposición, como Mariano Recalde (Unidad Ciudadana), Patricio del Corro (PTS/Frente de Izquierda), Gabriel Solano (PO/Frente de Izquierda), entre comuneros y otros.

Por su parte, miembros del Laboratorio de Políticas Públicas denunciaron a través de las redes sociales que “no los dejaron pasar” ya que la capacidad de la sala estaba colmada.

Fuente: Revista y Agencia Comunas