¿Qué clase de persona puede ser capaz de festeja el hecho de que miles de personas pierdan sus puestos de trabajo? La vicepresidenta Gabriela Michetti dejó en claro el bienestar que le produjo echar a 3500 personas del Congreso de la Nación.

“Presidir el Senado es un trabajo que nos toca a los vicepresidentes medio de rebote, me encanta lo que hago ahora pero no me interesa volver a ser legisladora. Ni loca. Eso sí, en el Senado hice muchas cosas, arreglamos el edificio. Y eché a 3.500 tipos de los 7.000 que había, ¿a vos te parece, cien personas para cada senador? Era una barbaridad, por algo nadie se quejó”, expresó ayer por la noche la funcionaria.

Asimismo, la titular del Senado admitió que “ni loca” volvería a ser legisladora aunque le encantaría volver a acompañar a Mauricio Macri en la fórmula presidencial: “La verdad es que me gustaría seguir acompañándolo”.

En cuanto a la gestión de Cambiemos a nivel nacional, en diálogo con Infobae, Michetti consideró que “hicimos seis semestres buenos y después nos pasó lo de la economía. Pero creo que la gente que está a favor del laburo, del esfuerzo y del mérito nos apoya todavía”.

“Tenemos posibilidades. Creamos la expectativa de hacer mucho y mejor, y en eso estamos”, finalizó.

Fuente: Infobaires 24