El presidente Mauricio Macri y el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, fueron denunciados ante la Justicia por violación de los deberes de funcionario público, abuso de autoridad y encubrimiento en el marco de la compra de vagones con presencia de asbesto.

Quien lo denunció ante el juzgado federal Nº 2 de Sergio Ramos fue el ingeniero en Seguridad Ambiental e inspector de la subsecretaría de Trabajo de la Ciudad, Edgardo Castro. “Se importó un material que está prohibido importar, con lo cual ya cometió delito. Enfermó a 14 trabajadores, escondió en silencio la presencia del amianto en las formaciones todo este tiempo”, expresó.

En ese sentido, en el marco de una entrevista brindada a Tiempo Argentino, advirtió que “las formaciones que compró a 550 mil dólares cada una no las podés vender ni siquiera como chatarra, no se podían sacar de España. Después los organismos lo protegieron y lo ocultaron”.

Asimismo, en el documento presentado ante la Justicia se advierte que la importación de este residuo peligroso está prohibida por ley desde 2001. Los vagones, según develaron notas periodísticas de España, son de 1974 y estaba destinado a chatarra. La Ciudad, además de comprar 36 coches a 19.800.000 dólares para uso habitual de los ciudadanos, debió destinar millones de pesos para amoldar las estaciones de la B, porque los vagones no cabían en los túneles.

La denuncia también señala al actual presidente de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (Sbase), Eduardo De Montmollin; al director de la concesionaria del servicio, Metrovías SA, Alberto Esteban Verra y al titular de la Subsecretaría de Trabajo, Industria y Comercio, Fernando Cohen.

Fuente: Infobaires 24