Preocupación y rechazo de los referentes de organismos de derechos humanos y lucha contra la violencia institucional ante la decisión tomada por el Gobierno y aseguran que es la habilitación del gatillo fácil.

Como anticipó El Destape en una publicación la semana pasada, el Gobierno oficializó la resolución que habilita a las fuerzas de seguridad a utilizar armas de fuego para la represión. Desde los organismos de derechos humanos y lucha contra la violencia institucional manifestaron su repudio y aseguraron que es necesario salir a la calle para frenar semejante medida, nunca vista en democracia.

Taty Almeida, referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, aseguró que este Gobierno comete una “locura atrás de otra, permanentemente repudiando las medidas que está tomando” Cambiemos desde que asumió Mauricio Macri. Esta decisión, planteó implica dar “mano libre, listo, ya está, maten, peguen tiros, total están autorizados”, por lo que la situación “es muy triste, muy preocupante y totalmente deplorable, ¿en manos de quién estamos?”.

En la misma línea, Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz, le dijo a El Destape que esta medida “es una locura” porque “el Gobierno lo que tiene que hacer es tomar medidas de prevención y no de represión y evitar las armas de fuego, porque es una condena de muerte”.

Según María del Carmen Verdú, abogada y titular de CORREPI, esta medida “es la legitimación del gatillo fácil, que a partir de hoy es ley y absolutamente impune”. La letrada recordó a este medio que “cuando salió ésto, el 27 de noviembre, el vocero del Ministerio de Seguridad dijo que era exclusivo para la custodia de los mandatarios para el G20”. En ese momento, relató, supuso que se viviría un fin de semana en estado de sitio, “pero ahora estamos en estado de sitio permanente”.

En ese sentido, Pérez Esquivel recordó que el viernes, durante la manifestación contra el G20, “estaba lleno de francotiradores” en los edificios pero la movilización culminó en paz. Sin embargo, habilitar a las fuerzas de seguridad al uso de armas de fuego para la represión “es un atentado contra el pueblo”.

“Son medidas que jamás imaginamos que se podrían tomar desde un Gobierno constitucional”, dijo Almeida a El Destape. La referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora se manifestó “preocupada porque quedamos en manos de esta Rambo (en referencia a Patricia Bullrich)”. “No vale la vida, es muy doloroso y repudiamos con toda nuestra fuerza”, aseguró.

Si bien remarcó que este Gobierno “no es una dictadura”, resaltó que “las medidas que se están tomando nos retrotraen a épocas que pensamos que jamás íbamos a volver”. Al respecto, Esquivel agregó que “cada vez estamos perdiendo más los derechos ciudadanos y se va enquistando más la violencia represiva y ésto es dañar el derecho a manifestarse en un sistema democrático”.

Según el anexo de la resolución publicada hoy en el Boletín Oficial, será permitido el uso de armas de fuego, cuando fallaran las otras alternativas menos letales, en casos de defensa propia, para impedir la comisión de un delito, para detener a quien represente un peligro inminente u oponga resistencia o para impedir una fuga.

“Pensá en la gente que no para en un control policial, porque le falta un papel, no tiene el casco, porque tiene dos porros en el bolsillo y salen corriendo”, relató Verdú a este medio. En agosto, Cristopher Rego fue asesinado por efectivos de Prefectura por eludir un control de tránsito porque se había olvidado los papeles del vehículo, por ejemplo.

La situación quedará a la libre interpretación de los efectivos de las fuerzas de seguridad, porque se considerará que existe peligro inminente cuando haya amenaza de muerte, cuando “el presunto delincuente posea un arma letal, aunque luego de los hechos se comprobase que se trataba de un símil de un arma letal” o “cuando se presuma verosímilmente que el sospechoso pueda poseer un arma letal”.

Fuente ElDestape