Todos los años cuando el verano empieza a acercarse, comienza el temor por el suministro de luz, entre las familias y especialmente entre los comerciantes.

Es que los reiterados cortes del servicio eléctrico por parte de Edenor y Edesur, incluso en épocas de temperaturas bajas ha provocado un boom en la venta de grupos electrógenos.

La demanda es tan alta en algunos momentos de crisis energética que es habitual el faltante de electrógenos en los comercios.

La crisis energética es negada por el gobierno y los medios de comunicación adictos a Cambiemos. Prueba de ello es la desarticulación por parte de la Policía Federal de una organización dedicada a la comercialización de grupos electrógenos de baja calidad simulando ser de primeras marcas.

Según informó Policía Federal, través de sus redes sociales, fueron secuestrados 18 equipos valuados en $500.000 pero no se precisó en que lugar se realizó el mensionado operativo.