El Domingo 17 de mayo falleció Ramona Medina, vecina y referente social del barrio Padre Mugica (ex villa 31). En los últimos días se había viralizado un video suyo denunciando la falta de agua en el barrio: “nos piden que nos lavemos las manos, que tengamos más cuidado, ¿con que? Si no tenemos agua”. Premonitoria las palabras de Ramona dejando a las claras la falta de sensibilidad social por parte del Gobierto de Horacio Rodriguez Larreta.

Ramona tenía 42 años y era parte de la llamada población de riesgo: tenía diabetes y era insulino-dependiente. Una semana más tarde de haber realizado el famoso video publicado por la garganta poderosa fue diagnosticada con COVID-19, también sus dos hijas, su sobrina y sus cuñados, mientras su pareja y su sobrino aún esperan los resultados. Ramona quedó internada conectada a un respirador y sedada falleció este domingo en el Hospital Muñiz.
El día anterior, otro militante social del barrio también había fallecido por COVID-19. Se trata de Víctor Giracoy, también conocido como “el oso”. Llevaba trabajando más de 25 años en el comedor “Estrella de Belén” del Barrio 31 de Retiro.

Esta zona donde vivían Ramona y Víctor, está profundamente afectada con 851 casos, seguida por la Villa 1-11-14 del Bajo Flores con 287.

Esto se debe al abandono proporcionado por las autoridades de la Ciudad. Quienes no pusieron en marcha un plan de emergencia en relación a un gran corte que dejó sin agua a los vecinos.

Siendo la principal medida de sanidad el higiene y el resguardo el barrio Padre Mugica (ex villa 31) es la clara expresión política de Cambiemos. Postergación y olvido a los sectores populares.