El abogado de Lázaro Báez había desmentido la semana pasada la existencia de los supuestos audios con los que buscan involucrar a la familia Kirchner en maniobras de lavado de dinero. Además había expresado que “hacen una operación en base a dichos falsos sobre una escucha ilegal.”

Si bien es cierto que en un principio no habían podido mostrar las transcripciones originales ni tampoco los audios, desde el multimedio aseguraban que las supuestas conversaciones eran entre Báez y su abogada Elisabeth Gasaro.

En el día de ayer el pseudoperiodista Jorge Lanata pudo por fín difundir las escuchas de la conversación que se habrían realizado el 16 de enero de este año. Todos los cañones mediaticos apuntaron a la frase que expresa que “todo lo que tuve es de una sola persona que está arriba”.

Con dicha frase intentan hacer creer que el dinero de Lázaro Báez era de Néstro Kirchner quien sería la “persona que está arriba” pero nadie explica la segunda frase en importancia, que expresa Báez cuando dice: “Y veremos si él me da una oportunidad distinta para no cometer los mismos errores.”

Como todos sabemos Néstor Kirchner falleció el 27 de Octubre del 2010, que en ese caso sí podría ser la “persona que está arriba” pero que es objetivamente imposible que le pueda dar a Baéz “una oportunidad distinta para no cometer los mismos errores.”

Por otro lado, en caso de que esa conversación haya sido real, su utilización como prueba es ilegal, ya que se trata de un diálogo entre un imputado y su abogada defensora, entre quienes rige el secreto profesional. Hortel, abogado de Baez en la causa vialidad, recordó que las pinchaduras en el penal de Ezeiza deberían haberse destruido por orden del juzgado de San Martín, que investigaba manejos con el narcotráfico desde la cárcel por parte de Mario Segovia, conocido como “El Rey de la Efedrina” y por eso habían pedido las escuchas.

“Son absolutamente ilegales. No hay marco jurídico que autorice esas escuchas.” Por su parte el juez Villena ya explicó que deberían haberse destruido. Y eso es responsabilidad de la AFI”.



¿Quien puede ser la persona que está arriba?

El portal Nuestras Voces había mostrado algunas obras que hizo Lázaro Baez en sociedad con Calcaterra. En Corrientes hicieron el Complejo Terminal Cargas, donde se investiga si hubo coimas. En Formosa, construyeron el gasoducto NEA del tramo Ibarreta y el Hospital Pedro Insfrán. En Santa Fe y Córdoba desarrollaron la ruta Nacional 9.

Como titular de IECSA, Calcaterra figura como uno de los mayores adjudicatarios de obra pública durante el kirchnerismo, incluso recibió más licitaciones que Lázaro Baez. “¿Por qué hay un preso que es el 34 en la lista de otorgamiento de obra pública y no está preso el primo de Macri?”, se preguntó Navarro.

La relación entre las empresas de Báez y la familia Macri parece a simple vista ser fluida y profunda. El domicilio legal presentado por Báez y sus socios en distintas licitaciones (Manuela Pedraza 323 Piso 8°) coincide con el de la firma IECSA SA, propiedad de la familia Macri. Y el director a cargo de proyectos que aparece en toda la documentación es Luis Angel Bonfanti, gerente comercial de esa sociedad y empleado de los Macri desde hace una década.

Báez y Calcaterra se presentaron en forma conjunta en diversas licitaciones por alrededor de diez mil millones de dólares en los últimos años, aunque sólo ganaron algunas. En el informe original publicado en el sitio Nuestras Voces, la periodista Gabriela Cerruti detalla con precisión quirúrgica los vínculos entre ambas firmas.

Sin embargo, pese a que la relación entre Báez y Calcaterra quedó sobradamente probada en la causa que investiga al empresario santacruceño por presunto lavado de dinero, tanto la justicia como los grandes medios evitan ponerlos a la par.

El escrito en el que fundamentó el procesamiento de Lázaro Baez, el juez recuerda que en los allanamientos a la consultora financiera conocida popularmente como “La Rosadita” e instalada en los medios de omunicación con un video en el que se mostraban imágenes de una operación financiera, se encontraron los legajos de las empresas de la familia del Presidente.

Ahora bien, en el mundo financiero por lo general los muertos no dan oportunidades distintas para no cometer los mismos errores pero si hay una sóla persona que está arriba de Báez y es su ex socio Mauricio Macri.

Redacción LateComuna15