Recrudecen los reclamos por demoras fallos técnicos en la línea San Martín, posterior a la inauguración del viaducto. Usuarios denuncian lentas velocidades de circulación por las obras aún en ejecución, y poca visibilidad de las demoras producto de la caída de frecuencia.

Luego de un año de servicio limitado en Villa del Parque, parece que los usuarios de la línea San Martín deberán esperar un poco más para que mejore el servicio. Así lo muestran las recientes denuncias de pasajeros, cuyas quejas se enfocan principalmente en la caída de las prestaciones y de la velocidad de circulación.

Tal parece que la apertura del viaducto elevado sólo trajo mejoras al tránsito vehicular: la apertura de calles y la eliminación de 12 pasos a nivel no causa ninguna mejora palpable en el servicio diario de la línea. Esto se debe principalmente a que la citada obra aún está a medio terminar, restando la construcción de dos estaciones elevadas (La Paternal y Villa Crespo), y la instalación de la vía tercera para servicios rápidos y de larga distancia.

A causa de las cuadrillas que aún trabajan en toda la extensión del viaducto, los trenes se ven precaucionados a velocidades no mayores a 20 km/h, un valor similar al que se observa en el flamante Viaducto Mitre a la altura de Lisandro de la Torre, desde su inauguración a principios de mayo.

Además, se debe sumar que no todos los trenes llegan a Retiro: la terminal está aún en plena remodelación, y los servicios dejan de arribar a las 21:40 durante los días hábiles. Al mismo tiempo, los primeros servicios matutinos comienzan a salir a partir de las 04:10 de la terminal porteña.

Fuente: Rieles Argentinos