En el día de ayer los servicios de guardia de algunos hospitales se encontraron desbordados. Es que corrió el temor a la bacteria Streptococcus pyogene que en los últimos días produjo la muerte de cuatro niños en el país. Dos de los casos ocurrieron en el hospital Ricardo Gutiérrez de la ciudad de Buenos Aires.

En el mencionado hospital llegó a tener entre tres y cuatro horas de demora para la atención pediátrica, mientras que en el Hospital Italiano, una hora y media, según informó el diario Clarín.

El personal de los hospitales explicaron que además del miedo por la bacteria, hubo mucha más gente que de costumbre por ser el Día del Maestro y que los nenes no tienen clases.