Con cada nuevo gasto de la CABA que se publica, disminuyen las posibilidades de reelección de Larreta. Contratos millonarios a artistas, amigos y familiares comienzan a ser difundidos por medios que antes blindaban la gestión y los vecinos ven que mientras que sus impuestos aumentan, disminuye su bolsillo y se engrosan las cuentas de banco de aquellos cercanos al PRO.

Sushi, comidas en los restaurantes mas caros, gastos inauditos como un inodoro de medio millón de pesos o maquillaje son algunos de los tickets que el GCBA pasa como caja chica. También surgieron contratos de locación para parientes y amigos que, en algunos casos, cobran más que un médico especializado o un profesor universitario con 20 años de carrera.

A fin de que estos datos no salgan a la luz, la publicación del Boletín Oficial fue sufriendo cambios. Lo que antes se publicaba en texto plano, y podía ser “leído” por los buscadores como Google, permitiendo así las búsquedas por nombre, cuit, empresa, etc, fue reemplazado por “fotos”, evitando el acceso a quienes son contratados y por que montos. Además, los nombres de estas personas fueron eliminados de las resoluciones del cuerpo principal, como así también los importes de los contratos, entonces la única posibilidad de conocer estos “gastos” es ponerse a leer el boletín de manera diaria. Una tarea titánica a la que se suman los boletines de Provincia de Buenos Aires y Nación.

Por esta razón, pocos se enterarán que la semana pasada se publicó (y solo por dar un ejemplo) la RESOLUCIÓN N.º 5641/MCGC/19 y la RESOLUCIÓN N.° 5162/MCGC/19. A simple vista estas dos publicaciones no dicen mucho:

Que, el Director General del Centro Cultural Recoleta del Ministerio de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires propicia la contratación de una persona para el desarrollo de actividades en el marco de la programación prevista para el ejercicio 2019;

Que, la citada Dirección General ha evaluado la calidad e idoneidad que reúne el contratado, y la considera acorde con la jerarquía que se quiere dar al servicio;

Ahora, si entramos en el anexo referido en la Resolución a ver de quien se trata, nos encontramos con una foto (que no permite al buscador leer su información) que nos explica que Misha Lepes, registrado en marzo de 2019 como proveedor de “servicios de informática”, cobró $600.000 por producir la escenografía de la “muestra” del artista plástico Edgardo Giménez en el Centro Cultural Recoleta del 27 de junio al 31 de julio. El hermano de la cocinera Narda Lepes estuvo acompañado por su hermano mayor, Ivo, quien por la tarea de pre-producción de la misma muestra cobró $120.000.



Desde El Disenso buscamos infructuosamente la mencionada muestra de Giménez en el Centro Cultural Recoleta a través de la agenda disponible en la web. Lo que si encontramos que coincide con la fecha de los contratos de los hermanos Lepes, es una obra de arte de Giménez, expuesta en la Bienal Joven, que fuera retratada por La Nación:

El Disenso

Y también en la misma fecha encontramos a Larreta junto a Narda inaugurando la feria Masticar

El Disenso

Gracias al nuevo formato del Boletín Oficial es IMPOSIBLE saber si la familia Lepes obtuvo más contratos como estos, simplemente porque NO SE PUEDE BUSCAR por nombre de proveedor dentro del buscador del Boletín ya que esos datos son omitidos de las Resoluciones, como así también los importes de las contrataciones, evitando así toda posibilidad de investigaciones a futuro.

———–
Nota: Agradecemos la gentil colaboración de @VoteCerebro

Fuente:El Disenso