El cuestionado Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, avanzó en una alianza electoral subterránea con el oscuro sindicalista argentino, Luis Barrionuevo, célebre por la quema de urnas en su provincia natal, Catamarca, y la funesta frase “Tenemos que dejar de robar por lo menos 2 años”.

El sindicalista gastronómico garantizará el aporte de tropa propia para reforzar la campaña de Juntos por el Cambio en los barrios, y la fiscalización en la zona sur, sobre todo en las cuatro comunas en las que el Jefe de Gobierno tuvo una baja performance electoral.

El acuerdo se selló entre Ezequiel Jarvis, subsecretario de Trabajo porteño, y Barrionuevo, según informaron hoy fuentes del Gobierno de la Ciudad.

El jefe de los gastronómicos se comprometió así a sumar a la campaña del oficialismo a delegados de los gremios que comulgan con su liderazgo en la CGT Azul y Blanca. Se trata de las seccionales porteñas de los siguientes gremios: Perfumistas, Carga y Descarga, Viajantes, Obreros de Maestranza y Tabaco.

Fuente: Noticias en Red