El precandidato a jefe de Gobierno porteño por el Frente de Todos, Matías Lammens, aseguró  que existe «insensibilidad» en el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y aseguró que no es «ni kirchnerista, ni antikirchnerista».

«Lo primero que se avizora en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires es la falta de sensibilidad. Esta semana fue noticia lo que pasó con la gente que duerme en la calle», manifestó el presidente de San Lorenzo.
En diálogo con Radio La Red, el dirigente opositor subrayó que «lo primero que tiene que revisar un nuevo Gobierno de la Ciudad que traiga otra impronta tiene que ver con las prioridades y el empleo es una prioridad».

La semana pasada, Lammens se había reunido con su compañera de fórmula, Gisela Marziotta, para tratar temas tales como las personas en situación de calle, la pérdida de empleos, el cierre de comercios, el estado de las escuelas y hospitales porteños.

«Nadie cuestiona el Paseo del Bajo, nadie cuestiona las obras que se hicieron, pero sí cuestionamos cuáles son las prioridades y el empleo es una prioridad», señaló.

Y agregó: «La Ciudad puede tener una política de empleo público porque hay muchas provincias que lo hicieron. Pero en el sur de la ciudad de Buenos Aires hay un 17 por ciento de desempleo según datos del propio Gobierno de la Ciudad».

Paralelamente, Lammens indicó que las autoridades del Gobierno porteño están «preocupadas por decir» que es un precandidato kirchnerista.

«No soy kirchnerista ni antikirchnerista, tengo una relación equilibrada con el kirchnerismo porque hubo cosas que me gustaron y otras que me molestaron», manifestó.

Y concluyó: «Soy progresista si eso significa que alguna vez les toque ganar a los que se sacrifican y trabajan. Me gustaría que la política vuelva a ser cosa de gente común, porque si dejamos de entender a los que representamos, se torna complejo tomar decisiones».

Marzziota criticó la política educativa en la Ciudad

Por su parte, su compañera de fórmula cuestionó la política educativa porteña al señalar que «cada vez más personas se quedan sin vacantes» en los colegios públicos y denunció «una impericia» en este sector.
«Se necesita un Gobierno con mayor sensibilidad tanto en el ámbito nacional como en el local, porque yo amo la Ciudad y me duele lo que está pasando», agregó.

Entre otras cosas, Marziota consideró que «los problemas económicos son un mal nacional que se está sintiendo en la Ciudad más rica del país, que es la de Buenos Aires».

Por último, la periodista aseguró que ella tiene «muchísima vocación y muchas ganas de mejorarle la vida a la gente que la está pasando mal».

Fuente: Revista y Agencia Comunas