Hoy, 14 de marzo de 2019, el Juez Aurelio Luis Ammirato ordenó hacer lugar a la medida cautelar y, en consecuencia, suspender la explotación económica del Microestadio Buenos Aires Arena, así como cualquier actividad cultural, deportiva y social a llevarse a cabo en dicho predio, y establecer la interdicción absoluta de su inauguración hasta tanto se realice el procedimiento técnico administrativo completo de evaluación de impacto ambiental, en los términos de los artículos 8 y 26 ley 123.

Esta sentencia judicial se dictó en la causa caratulada “FUNDACIÓN CIUDAD C/ GCBA S/ AMPARO – AMBIENTAL”, Expte. N° A36344-2018/0, que fue presentada por la Fundación Ciudad con el apoyo del espacio ciudadana “Vecinos autoconvocados de Villa Crespo contra el Megaestadio Arena”, con el patrocinio de Jonatan Baldiviezo. (Presidente del Observatorio del Derecho a la Ciudad.)



El Juez para fundar su fallo expresó

  1. La proyectado podría ser encuadrado en la presunción de Relevante Efecto Ambiental (art. 13, ley 123), en tanto esrazonable presumir su incidencia potencial sobre la capacidad de la infraestructura vial y de servicios. 
  2. Laempresa Metrogas ha considerado que la provisión del servicio de gas es ?No Factible? por no ?abastece[r] el caudal solicitado?, aun cuando en el requerimiento de suministro se declaró un uso residencial del servicio, que no reflejaría en principio el uso de los locales gastronómicos que estarían proyectados. 
  3. Lafactibilidad de la provisión de agua y cloacas que habría sido solicitada a AYSA se refiere a una obra de 19.840 metros cuadrados de superficie, en tanto que ?según surge de la Disposición DGIUR DI-2018-594 DGIUR y de los fundamentos de la Disposición 2018-1210-DGEVA? la superficie a construir es de 28.715 metros cuadrados. En otras palabras, la factibilidad de la provisión de ambos servicios no estría verificada para el emprendimiento tal como actualmente se proyecta construirlo.
  4. Ladistribuidora EDESUR otorgó solamente una mera factibilidad de provisión, pero la empresa no ha acreditado en las actuaciones tramitadas ante la Agencia de Protección Ambiental haber efectuado la ?confirmación formal del requerimiento? junto con la presentación de la documentación requerida por la distribuidora para ?poder precisar el

proyecto eléctrico que permita desarrollar la Red de Servicio Público de alimentación externa del emprendimiento?. En consecuencia, no se encontraría garantizada la provisión del suministro de energía eléctrica, aspecto de particular relevancia en un barrio (Villa Crespo) que ?según es de conocimiento público? en más de una ocasión y de manera reciente ha sufrido cortes del servicio.

  1. La Disposición 2018-1210-DGEVA también habría omitido ponderar, en particular, las posiblesafectaciones al servicio de transporte y al sistema vial que aparejaría la ejecución del proyecto de acuerdo a las propias declaraciones contenidas en el Estudio Técnico de Impacto Ambiental (ETIA) llevado a cabo por el emprendedor.
  2. El único programa de manejo de tránsito y transporte contenido en el estudio técnico se refiere a la etapa de obra yno a la de explotación del proyecto.
  3. La Disposición 2018-1210-DGEVA señala que en momentos de explotación del proyecto llegarían al predio aproximadamente 15.000 personas (además del personal afectado a la organización y servicios). Sin embargo,el acto no contendría una análisis de mérito del impacto de dicha afluencia.
  4. La Agencia de Protección Ambiental habría omitido ponderar la modificación sustancial del destino del predio y del proyecto, cuyacalificación, por tanto, en principio no correspondería a ?Club social, cultural y deportivo (instalaciones cubiertas)”.

Según el cuadro de categorización del decreto nº 222/2012, reglamentario de la ley 123, tanto los ?estadios? (800.830) como los ?centros de eventos? (800.575) están categorizados como Con Relevante Efecto (CRE).

Fuente: observatoriociudad.org