Esta vez, la Justicia falló en contra de la decisión del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que buscaba cerrar la sala de lactarios del Hospital Ramos Mejía.

La orden judicial, emitida por el juez Marcelo López Alfonsín, titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo 18, instó al Ejecutivo local a que “arbitre los medios necesarios a fin de proceder a la apertura inmediata de la inscripción de vacantes”.

En el texto, a su vez, el juez establece que el Gobierno porteño “asume la responsabilidad indelegable de asegurar y financiar la educación pública, estatal, laica y gratuita en todos los niveles y modalidades, a partir de los 45 días de vida hasta el nivel superior”.

“Este es un logro de toda la comunidad educativa, los padres se movilizaron mucho y tuvieron muchísima participación, por eso nos llena de orgullo presenciar este acto”, manifestó Eduardo López, secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).

Asimismo, a través de las redes sociales, marcó que “la educación temprana es clave para el desarrollo posterior del niño, durante los primeros cinco años de vida aprendemos a aprender, por eso en muchas sociedades se profundiza la educación temprana”.

Fuente: Infobaires 24