El periodista especializado Ernesto Rodríguez III, a cargo del sitio Ephecto Sport (dedicado a la difusión de los deportes olímpicos) informó desde su sitio web que solamente la fiesta de apertura de los JJOOJ Buenos Aires 2018, que se llevó a cabo en las inmediaciones del Obelisco porteño, demandó una erogación estimada en los 300 millones de pesos.

Sólo la “empresa Ozono Producciones (conocida por los espectáculos de la organización Fuerza Bruta) se adjudicó la primera licitación con un monto de 193,7 millones de pesos”. En una segunda licitación para la ceremonia de apertura, la que contempla la provisión de “servicios técnicos y producción integral” de la fiesta, quedó en manos de Dialal SRL, una empresa inscripta como agencia de viajes recibió 82.683.402 pesos por instalar baños químicos, vallados, carpas y gradas; brindar el catering a trabajadores; alquilar vehículos, pantallas y grúas; dar provisión de materiales de oficina y garantizar el servicio adecuado de Internet; además de garantizar los servicios de audio e iluminación, entre otras cosas.

No se debe olvidar de mencionar que durante el mes de agosto, la administración de Horacio Rodríguez Larreta al frente del Gobierno porteño aprobó una “ampliación de presupuesto” estimada en 16.536.680 pesos para la celebración de inauguración realizada sobre la avenida 9 de Julio y no en las instalaciones del estadio de River Plate que cuenta con todo lo necesario para una celebración de este tipo.

Un dato interesante y que paso absolutamente desapercibida es que a raíz del aumento de los gastos ocasionados por la celebración de apertura, la ceremonia de clausura no será televisada y tendrá como protagonistas exclusivos a los deportistas, quienes desfilarán por la Villa Olímpica de Villa Soldati para cumplimentar el carácter protocolar que impone el COI para la fiesta de cierre.