Se espera que en el día de mañana el gobierno porteño permita la apertura de comercios minoristas como librerías, jugueterías, cerrajerías; negocios de venta de artículos de decoración, de materiales de construcción, de muebles, de accesorios de automóviles e inmobiliarias.

(Por Osvaldo Peralta) A pesar que la Ciudad de Buenos Aires es uno de los distritos con más contagios de coronavirus, el jefe porteño piensa avanzar a partir del lunes con una cuarentena más flexible que permitirá la apertura de los locales de proximidad.

Se creará un protocolo para los comercios minoristas y otro con mucha más especificaciones para los rubros que lo requieran. Sobre los horarios, el jefe de gobierno Horacio Rodriguez Larreta en la conferencia dada en la noche del viernes, especificó que podrán abrir desde las 11, para evitar el congestionamiento del horario pico con pasajeros que circulen en el transporte público en horas de la mañana.

Continuarán con la estricta cuarentena aquellos negocios que concentren una mayor circulación de personas. Para ello se distinguen por la cantidad de clientes como de empleados que incluyen peluquerías, locales de venta de ropa, centros de cuidado personal, talabarterías, estudios profesionales (como contables y jurídicos) y los shoppings.

Los locales gastronómicos podrán abrir solamente para pedidos a domicilio. Esta medida permitirá la movilización de menos del 10% del total de 150.000 personas que emplean normalmente bares y restaurantes en la Ciudad.

En el rubro de la construcción el gobierno de la Ciudad optó que en esta primera etapa se permita trabajar solamente las obras que estén en proceso de excavación o demolición.

En nuestra comuna se observó en el transcurso de la semana una gran cantidad de coches en tránsito por las calles, observándose a simple vista una mayor circulación de personas a pesar de la prohibición. También se pudo ver un cierto relajamiento en las filas para ingresar a los locales con respecto al mantenimiento de las distancias entre personas.

Se debe mencionar que en la comuna se han realizado apertura de negocios no imprescindibles cómo cotillón, Todo por 2 pesos o venta de libros. Desde el gobierno de la Ciudad se advirtió que serán más estrictos en los controles.