Luego de que más de 30 chicos fueran intoxicados en el colegio Francisco de Vitoria en Villa Crespo debido a la comida que se da en esa institución a cargo del gobierno de la ciudad María José Montenegro, madre de dos alumnas, expresó: “Los chicos están todo el día que sin comer y con dolor de cabeza”, y añadió que “la comida en sí del colegio no está buena hace varios años, el pan ya no existe”. La madre recalcó que “la conducción del colegio se está haciendo cargo de todo”, pero que el Gobierno de la Ciudad “está mandando cosas que a los chicos les hacen mal”.

Situación

“Me llaman tipo 3 de la tarde del colegio porque no se sentían bien los chicos. Cuando voy me encuentro con 40 pibes vomitando, en el patio, en los baños y mis hijas con dolor de panza. Me las llevé a casa, al rato se sintieron mejor pero al otro día estuvieron vomitando todo el día por lo que las tuve que llevar de urgencia al hospital”, contó la madre.

“La comida en sí del colegio no está buena hace varios años. Las porciones las racionaron para menos, el pan ya no existe. Por ejemplo hay una tarta que dicen que es de verdura pero en realidad es un rejunte de toda la semana y te lo ponen como si fuera una tarta”, concluyó.

¿Qué te decían los maestros?

“Las autoridades de la escuela se portaron de primera con mucha paciencia. Bromatología fue y están viendo cuál es el problema. La escuela tiene su propia cocina y antes se cocinaba en ese colegio, pero como el presupuesto bajó al 17 por ciento no están cocinando y lo mandan de afuera porque les sale más barato. Pero en eso no piensan en el transporte, en la gente que los baja, y les sacan el laburo a las cocineras que están hace años en ese colegio que ahora lo único que hacen es racionar la comida”.

“No tendría que estar pasando esto, más en un colegio con doble jornada que los chicos están desde las 8 de la mañana a las 4 de la tarde y aveces es lo único que comen durante el día y la comida al ser fea, al no gustarles, y al darles cosas que son una desgracia los chicos no quieren comer. Entonces están todo el día que sin comer y con dolor de cabeza. Quieren tapar las cosas, el gobierno desmiente que haya una intoxicación: ¿40 pibes están vomitando en un patio y no hay ninguna intoxicación?“, finalizó María.

Pasó en Caput #ReportaCaput

Fuente: Radio Caput