El intendente macrista de General Pueyrredón Carlos Arroyo se sumó a la controvertida iniciativa que contempla que los jóvenes de 16 a 20 años se capaciten bajo la patrulla de Gendarmería.

“Hay una enorme juventud que no tiene nada que hacer, no tiene un oficio; andan dando vueltas en vez de estar aprendiendo a cuidar la soberanía argentina, están en plazas drogándose o tomando cerveza”, justificó.

Y sin tapujos agregó: “Estoy totalmente a favor del Servicio Militar. Lo digo para todo el mundo, hasta para las mujeres. Y además lo haría también para los discapacitados, pero no para ponerles un arma en la mano… cambiaría el sentido”. Incluso aseguró que destinaría la instrucción “levantarse a la misma hora, aprender a comer, a bañarse todos los días, a lavarse la ropa llegado el caso, a hacer una cama”.

“Si usted incluye a los discapacitados les daría un motivo para vivir, para hacer cosas un oficio. Creo que hay que ser inclusivos”, continuó el provocador el jefe comunal.

Cabe destacar que el actual intendente fue denunciado por organismos de Derechos Humanos por haber sido el protagonista de la intervención al gremio de Peones de Taxis durante la dictadura militar.

También en 1994 fue acusado de atisemitismo por la DAIA; Y hace cuatro años atrás, la comunidad boliviana lo denuncio ante el INADI por realizar declaraciones xenófobas y discriminatorias en un medio Marplatense.

Fuente: Revista y Agencia Comunas