Los 500 panes de droga, secuestrados en diversos procedimientos realizados en la Ciudad, se quemaron en el día ayer en los crematorios de la necrópolis bajo la supervisión del jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, del ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, y del secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro.

Miguel agradeció a la Justicia Federal, al Gobierno nacional y a “todos los hombres y mujeres de la Policía de la Ciudad por su compromiso en el trabajo de cada día”. Por su parte, Ocampo manifestó: “Con estos operativos sacamos casi 400 kilos de droga de las calles de la Ciudad de Buenos Aires y cuidamos a nuestros chicos”.