Según el gobierno bonaerense, un joven de 19 años quiso robar y, como no pudo, prendió fuego un cartón que ocasionó el incendio de la escuela de Moreno.

“El joven confesó que entró al establecimiento educativo con dos cómplices más, se comió los alfajores y como no se pudieron llevar los monitores, prendió fuego un cartón que luego derivó en el incendio”, según publicó Pagina12 al citar el comunicado oficial emitido por la cartera que conduce Cristian Ritondo.

A la version anterior se antepone la del procurador general de la Provincia Julio Conte Grand quien señaló, en declaraciones al canal C5N, que se hallaron rastros de elementos para iniciar el fuego en dos puntos de la escuela: un pasillo y un archivo. “Se trata de material de plástico, cartón y probablemente un elemento de combustión rápida”, sostuvo el funcionario, en base a los datos aportados por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 5 de Moreno.

Ahora el acusado se encuentra alojado en la comisaría Nº8 de Moreno a disposición de la Justicia por prender fuego un cartón que terminó en el incendio de la escuela, según Ritondo y su gente. Una confesión que no coincide con los rastros encontrados de elementos para iniciar el fuego en dos puntos diferentes de la escuela.

Por lo pronto sólo se puede asegurar que las declaraciones no coinciden y que por lo tanto alguien miente.