El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires inauguró la semana pasada un Parque para Mascotas en el predio ubicado entre las calles Chorroarín, Gutenberg, Constituyentes y Joaquín Zabala. Se trata de un proyecto de tipo mixto entre el Ministerio de Ambiente y Espacio Público y la empresa multinacional Nestlé.

El acto de inauguración contó con la asistencia de Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad y de Pablo Abadía, el director general de Purina. Esta empresa tiene 75 años de vida en el negocio de la alimentación de mascotas y en el año 2001 fue absorbida por la gigante Nestlé.

Según informaron desde el Gobierno de la Ciudad, el espacio de más de 1400 metros cuadrados fue diseñado especialmente para perros, con el objetivo de que “los vecinos y sus mascotas puedan convivir en un mismo espacio público”. El mismo cuenta con un circuito de entrenamiento con juegos de agility y cartelería informativa provista por la empresa de alimentos que, a cambio de apadrinar el parque, recibe de manera gratuita un fuerte respaldo publicitario y de posicionamiento de marca.

Cabe señalar que, debido al constante aumento de la tenencia de mascotas en los hogares argentinos y a los cambios culturales respecto del cuidado de los animales, el negocio de la comida para perros y gatos ha crecido durante la década pasada a un ritmo del 9%, alcanzando la suma de 1.200 millones de dólares por año en nuestro país.

Es preciso recordar además que Nestlé fue denunciada en diciembre del 2017 por ser -junto a Arcor- una de las empresas que impulsan y promueven la flexibilización laboral en el rubro alimenticio. Fernando Martín Páez, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Alimentación (STIA) de Córdoba, denunció que en la planta de Villa María se lleva a cabo la práctica de “despidos hormiga”  -que consiste en disponer cesantías de manera esporádica para que éstas pasen inadvertidas ante la sociedad- y que los puestos van quedando vacantes cargando con sus respectivas tareas al resto de los trabajadores por el mismo sueldo.

Volviendo al Parque de Mascotas de La Paternal, llama la atención un dato particular. Según un informe realizado por la Dirección General de Estadísticas y Censos con datos de 2014, en la Ciudad hay alrededor de 430 mil perros y 250 mil gatos. Los vecinos de la Comuna 9, que integran Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda, son los que más perros tienen, pero curiosamente en la Comuna 15, que abarca los barrios de Agronomía, Chacarita, Parque Chas, Villa Crespo, Villa Ortúzar y La Paternal, donde se inauguró el parque, las mayoría de las mascotas son gatos.