La consulta quedo guardada bajo 7 llaves, pero una copia se filtro y llegó a las manos de Info135.

Según el trabajo de una de las consultoras más prestigiosas de la Argentina, Vidal cayó en intención de votos a un 28% con un 53% que nunca la votaría y un 7% que podría llegar a votarla. En ese mismo tramo de la encuesta un 43% votaría a Axel Kicillof para gobernador. En la encuesta no se midió a ningún intendente de los también posibles candidatos del peronismo: Verónica Magario, Martín Insaurralde y Francisco Durañona.


Por Alfredo Silletta.
INFO135
3 febrero, 2019

De a poco, se empieza a aclarar las razones por las que la gobernadora María Eugenia Vidal y su equipo político encabezado por Federico Salvai querían desdoblar las elecciones provinciales, para estar lejos de la “mochila de plomo” del presidente Mauricio Macri y de la figura creciente de la ex presidenta Cristina Kirchner que empieza a medir arriba de los 50 puntos en algunos distritos del conurbano.

En un trabajo pedido por el gobierno provincial a fines del año pasado para argumentar ante la Casa Rosada el desdoblamiento dejó boquiabierto a la plana política de la gobernadora que aparecía perdiendo por 15 puntos frente al candidato peronista.

La consulta quedo guardada bajo 7 llaves, pero una copia se filtro y llegó a las manos de Info135.

Según el trabajo de una de las consultoras más prestigiosas de la Argentina, Vidal cayó en intención de votos a un 28% con un 53% que nunca la votaría y un 7% que podría llegar a votarla.

En ese mismo tramo de la encuesta un 43% votaría a Axel Kicillof para gobernador.

En la encuesta no se midió a ningún intendente de los también posibles candidatos del peronismo: Verónica Magario, Martín Insaurralde y Francisco Durañona.

Si se analiza el voto por sexo entre Vidal y Kicillof, la gobernadora recibe un 26% de apoyo masculino y un 30% femenino.

Por su parte, el ex ministro de Economía es apoyado por un 46% de hombres y un 41% de mujeres.

En el análisis por edades, Kicillof logra 47% de apoyo en menores de 50 años y Vidal un 24%, pero se empareja y gana la gobernadora cuando se mide a mayores de 50 años, donde Vidal logra un 39% y Axel un 36%.

En diciembre, cuando se realizó el trabajo, sin que se hubieran conocido los nuevos tarifazos, Cristina estaba en un 54% de imagen positiva y una negativa del 41%; Vidal en un 37% de imagen positiva y un 61% negativa y el presidente Macri con el 29% de positiva y un 67% negativa.

Según la consultora la imagen negativa de Vidal creció fuertemente durante el año pasado.

El dato más novedoso es que los jefes comunales del peronismo, tanto de la primera como la tercera sección electoral están con una imagen positiva que va del 60 al 70 por ciento y en algunos casos cerca del 80%.

Si dejamos el tema de la imagen y hablamos de candidatos, la expresidenta mide 45% y Macri sólo un 22%, con Sergio Massa en un 10%.

Cuando se pregunta por boleta completa, Cristina, Kicillof y un intendente en funciones, el peronismo obtiene un 49%.

Cuando la lista es Macri, Vidal y un intendente la lista de Cambiemos llega a un 24%.

Por último, una lista de Alternativa Federal con Massa de candidato logra un 9%.

Estos datos, muy negativos para la gobernadora, la llevaron a intentar desdoblar las elecciones pero el presidente -que también maneja encuestas- decidió que todo se juega a suerte y verdad en octubre.

Fuente: Red Nacional y Popular de Noticias