El Bicho le ganó 1-0 a Newell’s en La Paternal con un golazo de Hauche, es líder de la Superliga junto a Boca y en la próxima fecha visitará al Xeneize. La Lepra no pudo prenderse arriba y sigue complicado con el promedio

Argentinos está hecho un Demonio y la lluvia que cayó sobre La Paternal durante el segundo tiempo le puso un condimento especial a la locura que se vivió en el Diego Maradona. Los hinchas del Bicho se pusieron más colorados que nunca ante Newell’s, deliraron con la corrida de Gabriel Hauche, soltaron el grito de desahogo con alma y vida luego del pitazo final y se subieron a la punta de la Superliga junto a Boca, equipo con el que se van a cruzar en la próxima fecha.

Después de la derrota frente a San Lorenzo antes de la fecha FIFA, el sorprendente equipo de Dabove se recuperó y metió su sexto triunfo al hilo como local. Pero no fue fácil porque la Lepra lo complicó con el planteo, le cortó los circuitos en la mitad de la cancha y recién en los últimos 15′ del primer tiempo Argentinos logró empezar a destrabar el encuentro.

En una ráfaga, Francis Mac Allister mandó un centro pasado que pegó en el ángulo superior derecho del arco de un sorprendido Aguerre, que luego se agrandó y le tapó un tiro libre al volante. Minutos después, Hauche, con un potente remate, tampoco pudo derrotar al arquero leproso. Sin embargo, en el arranque del segundo tiempo, el Demonio hizo un golazo después de un contragolpe letal de arco a arco: recuperó la pelota, desparramó a Bittolo tras la corrida de Colman, eludió a Aguerre y la empujó al fondo del arco para abrir el marcador.

Argentinos consiguió los tres puntos con mucho esfuerzo, con sacrificio y con algo de sufrimiento porque Leal tuvo una clara en tiempo de descuento y su derechazo cruzado se fue lejos. Un claro reflejo de lo que este irregular Newell’s de Kudelka, que no logró prenderse arriba y que sigue comprometido con el promedio.

En el Bicho de Dabove la filosofía de juego es clara: marcan todos, corren todos, juegan todos, y festejan todos. La Paternal está en la cima del campeonato, disfruta este gran presente y este sábado quiere dejar a Alfaro y a toda la Bombonera con la Boca abierta.

Fuente Ole