Se aprobó la norma propuesta por el Poder Ejecutivo, a cargo de Horacio Rodriguez Larreta, por el cual se reemplazará una ordenanza que data del año 1986 mediante la ordenanza 41.455 y dispone el nuevo régimen para la relación entre el Gobierno de la Ciudad y los efectores del sistema público sanitario. Se promueve el ingreso por concurso y el ascenso por méritos.

Esto significa que la Legislatura porteña aprobó ayer y convirtió en ley el nuevo marco normativo aplicable a las relaciones entre el Estado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los profesionales de su Sistema Público de Salud.  La ley dispone modificaciones sustanciales al régimen quedando  derogada la citada ordenanza así como toda otra norma que se oponga a la presente ley.

De esta manera, el oficialismo aprobó en un tratamiento exprés y sin la participación de los profesionales de la salud, un proyecto de ley que elimina el estatus profesional de cientos de trabajadores de la carrera médica en el Sistema Público de la Salud de la Ciudad de Buenos Aires.

“El proyecto deja fuera de la normativa a los licenciados en enfermería y a otras disciplinas y carreras que aportan cientos de trabajadores al sistema público, como las licenciaturas en instrumentación quirúrgica y en bioimágenes, y también a los licenciados en Psicopedagogía, además de precarizar sus condiciones laborales” describió el portal Tiempo Argentino.

Ahora con esta ley los 9200 enfermeros que trabajan en hospitales públicos porteños, 3200 licenciados en enfermería y otros tantos enfermeros y auxiliares de enfermería  para el Estado de la Ciudad de Buenos Aires dejaron de ser profesional de la salud para convertirse en personal administrativo.

En resumidas cuentas, una vez más la mayoría automática de la Legislatura volvió a funcionar y la ley fue aprobada.