Integrantes del Feminismo Comunitario de Abya Yala- Tejido Bolivia escribieron una carta en respuesta a la antropóloga Rita Segato y afirmaron que «algunos de los problemas de las y los académicos es que no nos miran a los pueblos pues no están ni en las calles ni en los tejidos socailes». Además, subrayaron que «las críticas y autocriticas al proceso de cambio, desde nuestra organización han sido y son permanentes, pero son críticas que construyen y se ubican en el momento histórico, en el cual nos estamos jugando la vida, con más de 30 asesinados, heridos y heridas, encarcelados dirigentes sociales, torturados y perseguidos por el régimen dictatorial y el Golpe de Estado».

En tanto, desde el colectivo enfatizaron que «se trata de condenar, claramente un Golpe fascista y de muerte» y mencionaron que «esos no son binarismos, son momentos radicales por las raíces de un proceso». «Tratamos de entenderte desde donde tú, das fe, de la indianidad o no indianidad de alguien. Pero disculpa no lo entendemos. Necesitamos en este momento, que el mundo condene el Golpe fascista, las masacres, persecusiones y violencias», cuestionaron.

«Nuestra lucha no es por la defensa de una persona ni de un pedazo de tela de colores. Estamos defendiendo el proceso que nos ha permitido soñar y aportar, desde nuestra memoria ancestral a la construcción de un país y un mundo, con el Vivir bien de la humanidad. No somos un rebaño, ni un grupo de asnos, como la oposición -hoy régimen golpista- nos decía. Defendemos los símbolos de nuestras luchas, un símbolo ancestral nuestra Wiphala, un símbolo transitorio el hermano Evo», indicaron a través de una carta pública.

LA CARTA COMPLETA

La Paz 21 de Noviembre 2019

Buen dia hermana y compañera Rita, como nos heredaron nuestras abuelas y abuelos, cuando alguien de nuestra comunidad o alguna amiga de nuestra comunidad comete un error, ofensa o delito, en principio llamamos a la reflexión para que entienda, en que se equivocó y lo repare. No practicamos linchamientos, ni quemas ni en plaza pública, ni por internet, son métodos de la inquisición colonialista que hoy lamentablemente son utilizados incluso por las propias feministas.

Rita, algunos de los problemas de las y los académicos, de los y las políticamente correctos; es que no nos miran a los pueblos, organizaciones sociales, ni comunidades, pues no están ni en las calles ni en los tejidos sociales. Son prácticas más bien individualistas.

Nuestra lucha no es por la defensa de una persona ni de un pedazo de tela de colores. Estamos defendiendo el proceso que nos ha permitido soñar y aportar, desde nuestra memoria ancestral a la construcción de un país y un mundo, con el Vivir bien de la humanidad. No somos un rebaño, ni un grupo de asnos, como la oposición -hoy régimen golpista- nos decía. Defendemos los símbolos de nuestras luchas, un símbolo ancestral nuestra Wiphala, un símbolo transitorio el hermano Evo.

Las críticas y autocriticas al proceso de cambio, desde nuestra organización han sido y son permanentes, pero son críticas que construyen y se ubican en el momento histórico, en el cual nos estamos jugando la vida, con más de 30 asesinados, heridos y heridas, encarcelados dirigentes sociales, torturados y perseguidos por el régimen dictatorial y el Golpe de Estado. Mirà a nuestro pueblo Rita, mirà nuestros muertos, mirà el cinismo de los y las dictadoras de decir que somos nosotros y nosotras mismas que nos estamos matando, por vándalos ladrones y maleantes. Porque, sabes hermana Rita, los indios y las indias no somos dignos de ser manifestantes y luchadores por la democracia y la libertad, solo porque somos “indios” somos terroristas y criminales. No es victimizarnos, así se refieren los medios de comunicación a nosotras y nosotros.

No creemos que nadie posea el indiometro, eso es racista y colonialista, ¿No crees? Tratamos de entenderte desde donde tú, das fe, de la indianidad o no indianidad de alguien. Pero disculpa no lo entendemos. Necesitamos en este momento, que el mundo condene el Golpe fascista, las masacres, persecusiones y violencias. O acaso a una mujer a punto de ser asesinada por su marido, tú le críticas, porque no vino a tus charlas y porque no leyó tus libros donde tu claramente hablas de las crueldades de la guerra y su relación con los femicidios?. No, nove?. En ese momento importa la vida, ¿nove?. Lo mismo se trata de salvar las vidas y un proceso de cambios que trae vida. Se trata de condenar, claramente un Golpe fascista y de muerte. Esos no son binarismos, son momentos radicales, radicales por las raíces de un proceso.

Ojala que podamos volver a vernos, nos despedimos Rita
¡¡Jallalla proceso de cambios revolucionarios¡¡ ¡¡Jallalla pueblos en lucha de Bolivia y del mundo¡¡
¡¡Jallalla FeminismoComunitario de Abya Yala¡¡

Fuente:La García