(Por Nancy Bolaño) El gobierno de Rodríguez Larreta hace tiempo que promociona un Programa de voluntarios para la realización de tareas vinculadas con la pandemia de coronavirus. Esta es otra de las mentiras a las que ya estamos acostumbrados, porque, en realidad, se trata de una convocatoria a prestar servicios sin ningún tipo de formación ni elementos básicos de protección sanitaria para evitar contagios.

No conforme con ello, el Jefe de Gobierno creó, por decreto, el programa “Servidores Públicos”, por el cual serán obligados a formar parte del mismo los trabajadores sin cargo de conducción del Gobierno porteño.

Se prevé que dichos agentes realizarán tareas administrativas en distintos hospitales públicos y concurrirán a los hoteles para asistir a vecinos que se encuentren alojados cumpliendo cuarentena.

Lo más destacable es que no está prevista una capacitación previa ni la provisión de los elementos necesarios mínimos, como barbijos, guantes y elementos sanitarios básicos requeridos para evitar posibles contagios.

En el día de ayer falleció el primer trabajador, el Sr. Víctor Ávila, quien trabajaba en el Programa Juegotecas Barriales desde el 2006.

La desidia con la cual se está manejando el ejecutivo porteño por no querer volver a la fase 2 de aislamiento administrativo, con el costo que ello conlleva y la exposición de sus trabajadores, pese a que la curva de casos aumenta cada día y el Covid-19 se cobra más vidas, son cuestiones que el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta debería plantearse con urgencia.

(*) Abogada. Ambientalista y Comunera por el Frente de Todos en la Comuna 15