El presidente del Centro de Industriales Panaderos del Oeste, Rodolfo Silva, se refirió a la caída del consumo per cápita de pan y atribuyó las cifras a que “bajó el consumo de productos panificados, que son el 50 o 60% de caída que tuvieron las panaderías”.

El estudio publicado por Fundación de la Industria del Pan y Afines indica que el consumo de pan por persona cayó de 90 a 75 kilos en la era Macri y advierte por el cierre de más de 150 panaderías. En declaraciones al programa “Habrá Consecuencias” por El Destape Radio, el dirigente del sector señaló que “a la gente le aumentó todo y el salario no aumentó nada”.

Del mismo modo, Silva contó: “tengo una panadería en Morón. La luz me aumentó 10 veces, el gas me aumentó 15 veces. De gas me vino $50.000 y pagaba $4.000. Esa es la realidad”. Y puntualizó: “Tengo el pan entre $80 y $90, cuando asumió Macri lo tenía en $25″.

“La harina ahora está estable, pero la llevaron a $1.000 bolsa de 50 kilos. Ahora te la bajan 50 pesos y pretenden que todos bajen el pan por eso”, explicó el panadero para graficar la problemática. Y concluyó: “Siempre hubo chicos que venían a pedir comida. Pero ahora hay gente que antes venía a comprar y ahora viene a pedir comida”.